Playas de Plástico

Es posible que usted haya escuchado que los océanos están llenos de plástico, pero qué tan llenos, exactamente? Una 8 millones toneladas métricas llegan a los mares cada año, de acuerdo con el primer estimado riguroso global publicado por la revista “Science”.
Eso equivale a 16 bolsas de compra repletas de plástico por cada metro de línea costera (excluyendo la Antártida). Para 2025 habremos lanzado tantos plásticos al mar que se alcanzaría a envolver el 5% de toda la superficie del planeta con una película de plástico papel cada año.
China encabeza la lista de países más contaminantes con una tercera parte del plástico que llega a los océanos. Indonesia aporta el 10%. De hecho, los primeros 20 grandes contaminadores son países en vías de desarrollo (excepto EE. UU.), que tienen economías de rápido crecimiento pero sistemas deficientes para el manejo de residuos.
Estados Unidos, situado en el puesto 20, produce menos de 1% de los residuos que se generan en todo el mundo. Sin embargo, los norteamericanos producen más de 2.5 kg de desechos plásticos al día por persona. Esto es más del doble de lo que producen los chinos.
Aun cuando esta no es una buena noticia para los humanos, para la fauna y aves marinas ni la industria pesquera, esta investigación marca el camino para mejorar el manejo global de desechos y reducir la cantidad de plásticos en el flujo de desechos.

 Post - Plasticos en la playa 1

La Ruta del Plástico

Un equipo internacional de expertos analizó 192 países con costas en el Atlántico, Pacífico e Índico y los mares Mediterráneo y Negro. Examinaron la cantidad de desechos producidos por persona/año en cada país, el porcentaje de plástico en dichos residuos y el porcentaje de residuos de plástico mal manejados. De esta manera, el equipo determinó cuáles eran los peores probables infractores de residuos plásticos en el mar.
En 2010, se produjeron 270 millones de toneladas de plástico en todo el mundo. Esto se tradujo en 275 millones de toneladas de residuos plásticos; 99,5 millones de toneladas producidas por unos dos mil millones de personas que habitan a menos de 50 kilómetros de una costa. Debido a que algunos artículos durables, como refrigeradores antiguos también se botan, podemos encontrar más residuos que el plástico producido en ese tiempo. De este, entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas encontraron su camino hacia el océano. Dado lo liviano que es el plástico, esto se traduce en un enorme e inimaginable volumen de desechos.
Aunque el plástico puede llegar a los océanos de los países sin costas a través de los ríos, estos fueron excluidos en el estudio, lo que significa que los resultados pueden ser un cálculo conservador.

¿Hacia dónde va el plástico?

Aunque ahora tenemos una cifra aproximada de la cantidad de basura de plástico en los océanos del mundo, todavía sabemos muy poco de donde termina todo (toda no está en el abominable “Parche de Basura del Pacífico”.
Se estima que entre 6.350 y 245.000 toneladas métricas de residuos de plástico flotan en la superficie del océano, la pregunta más importante es: ¿dónde termina el resto?
Algunos, como las microesferas de plástico que se encuentran en muchos productos de cuidado personal, terminan en los océanos y en sedimentos que pueden ser ingeridos por los seres que habitan el fondo del mar y los filtradores. No está claro dónde se encuentra el resto. Podría ser depositado en las orillas de las costas, o tal vez roto en fragmentos tan pequeños que no pueden ser detectados o quizás está en las entrañas de la fauna marina.

Post - Plasticos en la playa 2

Albatros Laysan muerto por plástico. Atolón de Midway a más de 2.000 millas de la costa de los EEUU. Foto de Chris Jordan

Dondequiera que termine, el plástico tiene un enorme potencial de destrucción. Redes de pesca fantasma y sus desechos atrapan y ahogan tortugas, focas y otros animales marinos. En algunos casos, estas interacciones causan grandes impactos. Por ejemplo, se estima que solo en la región del Golfo de Carpentaria (Australia) alrededor de 10.000 tortugas han sido atrapadas por redes abandonadas.
Se sabe que más de 690 especies marinas interactúan con los desechos marinos. Las tortugas confunden el plástico flotante con medusas y se estima que en todo el mundo alrededor de un tercio de todas las tortugas han comido plástico en alguna forma. Así mismo, las aves marinas comen de todo, desde juguetes y gránulos de plástico hasta pedazos de globos, esponjas de espuma, flotadores de pesca, pitillos, etc.
Aunque el plástico es muy apreciado por su durabilidad, también actúa como un imán para los químicos que contaminan el ambiente, tales como algunos metales, fertilizantes y contaminantes orgánicos persistentes. Estos son adsorbidos sobre el plástico. Cuando un animal se ingiere “comida” de plástico, estos productos químicos llegan hasta sus tejidos y – en el caso de las especies pescadas comercialmente – puede llegar a nuestros platos.
Los residuos plásticos son un flagelo para los océanos; matan la fauna marina, contaminan nuestras playas y amenazan nuestra seguridad alimentaria. Pero hay soluciones – algunas son simples mientras que otras representan un reto más difícil.

Las Soluciones

Si los cinco principales países que contaminan con plástico (China, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Sri Lanka) lograron mejorar un 50% su manejo de residuos (por ejemplo invirtiendo en una infraestructura adecuada para el manejo de residuos) la cantidad total global de residuos mal administrados se reduciría aproximadamente en una cuarta parte.
Los países de mayores ingresos tienen una responsabilidad igual en la reducción de la cantidad de residuos producidos por persona a través de medidas como el reciclaje y la reutilización de plásticos y devolviendo la responsabilidad de los residuos plásticos a los productores.
La solución más simple y más eficaz podría ser que el plástico valga dinero. Por ejemplo: se ha demostrado la eficacia de pagar en efectivo la devolución de los envases de bebidas, por ejemplo, han demostrado ser eficaces en la reducción de residuos que contaminan el medio ambiente. Porque si los envases de plástico o de otro material tienen un valor en dinero la gente no los botará a la basura, o si lo hicieran otros los recogerán.
Si por extensión, llevamos esta idea a un pago por todos los plásticos al comienzo de su ciclo de vida, como materia prima, se incentivaría su recolección no solo por parte de gestores formales de residuos con infraestructura disponible, sino también por los consumidores y empresarios que deseen obtener ingresos donde aún no lo consiguen.
Antes de la revolución del plástico, la mayor parte de nuestros residuos se recogía y se quemaba. Pero la ubicuidad, el volumen y la permanencia de los residuos plásticos exigen mejores soluciones.

Programas de la Fundación Soñar + Verde

Uno de los Programas de la Fundación Soñar + Verde es “Mi Escuela Limpia – Mi Entorno Limpio”. La primera lección dada en este programa es que los residuos se depositan en las canecas. La segunda lección es que los residuos se separan para reciclarlos. Si la gente es disciplinada y cumple con la primera lección los residuos nunca llegaran al mar.

Por favor ver el cortometrajeMidway”   Las islas Midway ubicadas al noroeste de Hawaii quedan a 3.200 kilómetros de la costa más cercana. Allí no viven humanos, solo aves… Sin embargo, algo insólito y terrible está sucediendo …
Y todo por culpa de los humanos… Pero, qué tan culpables somos todos?

!Si cada uno de nosotros aporta su granito de arena, el problema se puede solucionar!

Por Amy Barrientos –13 de febrero 2015

Si te gustó este articulo compártelo con tus amigos y haz clic en los cuadritos abajo para ser notificado (Notify) de otros artículos de Soñar + Verde.

LOGO - Facebook