Avión Solar

El “Solar Impulse 2” es un avión impulsado solo con Energía Solar le está dando la vuelta al globo a lo largo de un viaje que cubrirá unos 35.000 kilómetros y durará más de cinco meses.
Es un proyecto ambicioso que trata de hacer “lo imposible”: volar un avión alrededor del mundo sin una sola gota de combustible y comenzó exitosamente saliendo de Abu Dhabi el 16 de marzo 2015 y ya ha volado a través de Omán, India, Myanmar y China. A la fecha, la misión ha cumplido sólo una cuarta parte del recorrido. Ahora se encuentra en China y se está preparando para cruzar el Pacífico aterrizando en Hawai y después en Phoenix (Arizona).
Para lograr la misión, el Solar Impulse 2 hará paradas en 12 países (ver abajo) incluyendo a Omán, India, Myanmar y China. Después realizará vuelos largos al cruzar el Pacífico hacia Hawái y la costa oeste de los Estados Unidos. Posteriormente llegará a Nueva York y cruzará el Atlántico hacia Europa, el Norte de África y finalmente terminará en Abu Dhabi.

Post - Ruta Solar Impulse

El vuelo en un avión que tiene la envergadura de un Boeing 747 y el peso de un carro familiar será una prueba para la tecnología y para la capacidad de volar solo con energía solar y la capacidad de almacenamiento de batería y con esfuerzo humano ya que tendrá algunos trayectos en los que se atravesarán océanos durante ir 5 días y sus noches sin descanso.

Avion Solar - Foto1

“Esto es para probar que lo imposible es posible,” afirmó el co-fundador y copiloto Bertrand Piccard (izq. arriba left) miembro de una familia con tradición aventurera. Tanto Piccard como su compañero piloto, Andre Borschberg, dicen que llevará un fuerte mensaje político.
“Esto es para demostrar que las tecnología que necesitamos para afrontar el cambio climático ya existen,” afirma Piccard.
“Muchos gobiernos dicen que necesitamos más investigación y desarrollo, que necesitamos esperar más, antes de que tengamos energías renovables en los países. Olvídense de eso. Hoy contamos con suficientes tecnologías de eficiencia energética para reducir a la mitad el consumo mundial y las tecnologías renovables pueden suministrarnos la otra mitad.
“Para todas aquellas personas que no creen que es posible, queremos demostrar que un avión puede volar alrededor del mundo sin combustible de día y de noche. Nadie puede decir que la energía renovable es sólo una anécdota para los ecologistas”
La primera versión del avión “Solar Impulse” completó su primer vuelo nocturno (26 horas) en 2010, y realizó su primer vuelo intercontinental 2012. Cruzó los Estados Unidos 2013.
La última versión tiene una envergadura de 72 metros y pesa 2.300kg. Cuenta con 17.248 celdas solares integradas en el ala para alimentar 4 motores eléctricos de 17.4 hp, funcionando con una eficiencia de más del 94 %. Esas celdas también recargan unas baterías de litio que pesan 733 kga lo que permite a la aeronave volar de noche, y por lo tanto, tiene una autonomía de vuelo prácticamente ilimitada.
El proyecto está respaldado por una serie de grandes gigantes industriales, como ABB, Schindler, Omega, Solway, Google, Swiss Re, Bayer Material Científico, Altran y Swisscom. La empresa de energías renovables Masdar de Abu Dhabi ha cedido su sede y proporcioando el apoyo logístico. Todos coinciden en afirmar que la Investigación y Desarrollo de este proyecto ya se ha traducido en productos comerciales que incluyen celdas solares, baterías de almacenamiento, instalación y recubrimientos.
El vuelo no pasará desapercibido. Piccard y Borschberg han escogido deliberadamente una ruta que atraviesa las zonas más pobladas del mundo, incluyendo la India y la descomunal metrópolis de Chongqing en China. También se usaran los sitios web y se planificaran campañas a través de los medios de comunicación social masiva y las paradas de educación durante el viaje.
El vuelo será transmitido en vivo con cinco cámaras a bordo, su website, además incluye una campaña masiva por los medios sociales y paradas pedagógicas durante el viaje.
Piccard es el último de una “dinastía” de los exploradores y científicos cuyas hazañas incluyen vuelos en globo alrededor del mundo sin escalas. El Capitán Jean-Luc Picard, personaje de Star Trek fue bautizado así en homenaje a su tío abuelo, uno de los pioneros de la industria de la vuelos en globo.
La ruta incluye 4 trayectorias con una duración de al menos 100 horas. El avión volará entre 50km y 100 kilómetros por hora y a unos 9.000 metros. La velocidad refleja la decisión sobre la eficiencia y el potencial de almacenamiento. El avión tiene que generar energía suficiente para volar durante el día, almacenar suficiente para seguir volando de la noche y aún le queda energía para el día siguiente.
“Me da más miedo de vivir en un mundo que cada hora quema mil millones de toneladas de petróleo que destruyen el planeta y que contaminan el medio ambiente, que volar en aviones impulsados por energía solar”, dijo Piccard.

 Por Angelo Indovino – 17 de mayo 2015

Si te gustó este articulo compártelo con tus amigos y haz clic en los cuadritos abajo para ser notificado (Notify) de otros artículos de Soñar + Verde.

LOGO - Facebook