Una Cartagena Verde

La gran deforestación de Cartagena la ha transformado en una selva de hierro y concreto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las ciudades tengan un mínimo de 10 m2 de espacio verde por habitante. Cartagena solo tiene 0.5 m2 por persona (Ref. GEO Cartagena). Nuestra ciudad es una enorme mancha gris, carente de árboles frondosos que la protejan de la inclemencia del clima y está convertida en una “Isla de Calor Urbano” lo que se evidencia en temperaturas cada vez más altas con el paso de los años. Los carros, buses y motos lanzan a la atmosfera grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) agudizando el fenómeno del Cambio Climático.

El programa Soñando una Cartagena Verde nació en junio 2011 con un pequeño vivero en el jardín de nuestra terraza en La Floresta con el objetivo de reforestar y refrescar nuestra ciudad que tanto lo necesita. Se utilizan materiales reciclados para que el proceso sea barato y fácil de replicar sin grandes inversiones. Esta idea se ha multiplicado en las diferentes Instituciones Educativas (IE) del Programa PRAES y así lograr que el esfuerzo de reforestar la ciudad sea más fácil.

A través del este programa las IEs podrán contrarrestar la deforestación y mitigar el Cambio Climático mediante la siembra de árboles frondosos que den buena sombra,  generen oxígeno, capturen el CO2 (secuestrando este gas invernadero que es el principal responsable del Cambio Climático) y nos provean de alimento. El aumento de la capa vegetal dará más sombra y frescura a nuestra ciudad como un acto de adaptación al Cambio Climático. De esta manera podemos comenzar a revertir los problemas que hemos causado.

LOGO - Facebook